YUCATÁN

HORTALIZAS DE CALIDAD, DEL SUR DE YUCATÁN PARA EL MUNDO

Yucatán, 27 octubre; poderycritica.-La empresa Valle del Sur, que inició hace casi 15 años con 75 hectáreas productivas, hoy cuenta con mil 200, con lo que logra producir más de 40 mil toneladas de hortalizas que se exportan y comercializan en su totalidad en la costa este de Estados Unidos.

En su visita a las instalaciones de esta firma en el municipio de Tekax, el titular de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe), Ernesto Herrera Novelo, resaltó que son fuertes y sólidas las raíces comerciales que vinculan a Yucatán y Estados Unidos, con lo que el estado es un socio natural por su cercanía geográfica.

El funcionario destacó que el crecimiento de 30.7 por ciento en el movimiento total de contenedores en Progreso, de enero a septiembre respecto al mismo período de 2016, demuestra la fortaleza de los productos locales en mercados extranjeros.

Por su parte, el director de la Compañía Agrícola Valle del Sur y de Southern Valley de Yucatán, Gerardo Díaz de Zavala, detalló que la primera se dedica al trabajo de la tierra, mientras la segunda se encarga de dar un valor agregado a los productos y de exportarlos.

Ambas pertenecen al Corporativo Southern Valley, que cuenta con 30 años de experiencia en el sector y cuya sede se encuentra en Georgia, Estados Unidos, a donde se envían los cultivos para su distribución hacia Florida, Carolina del Norte y del Sur, Alabama, Pensilvania y Nueva York, entre otros.

En Yucatán, comenzamos con pepino, berenjena y calabaza; hoy, un 50 por ciento es pepino y el otro 50 está dividido entre cinco tipos de calabaza, ejote, berenjena y pepinillos. Esto se suma a las cosechas de Georgia y Tennessee, así que contamos con lo suficiente durante todo el año para abastecer a nuestros clientes, entre los que se encuentran importantes cadenas de restaurantes y supermercados, explicó.

“Los propietarios son la familia Hamilton, quienes decidieron comenzar este proyecto en 2003. No fue una decisión fácil venir a un lugar donde no existía este negocio, pero el tiempo les ha dado la razón”, apuntó.

¿Por qué Yucatán?

Díaz de Zavala afirmó que fueron tres las principales razones por las que se eligió a Yucatán como destino: su ubicación geográfica, la hora sol y la mano de obra, además de que cuenta con líneas navieras que brindan el servicio de flete marítimo por contenedores desde el Puerto de Altura de Progreso, medio por el cual envían su producción.

En sus temporadas más altas, Valle del Sur envía entre 80 y 100 contenedores semanales. De esta forma, en los primeros meses del año exportan casi el 70 por ciento de su producción, misma que para esta temporada agrícola se prevé que superará los dos mil 200 contendedores, cada uno con un estimado de 20 toneladas de hortalizas.

“En cuestión logística, las ventajas del Puerto de Progreso son muy grandes y vemos positivamente las mejoras que se están haciendo, pues para que puedan llegar nuevas inversiones se requiere infraestructura; una inversión en infraestructura beneficia a todos los que ya estamos aquí”, expresó.

Asimismo, el empresario abundó en que “el producto se está vendiendo desde que sale del campo, pues en menos de 48 horas ya está en las costas de Florida. De ahí, se va al Centro de Distribución en Georgia y, en menos de 60 horas, lo que se cosechó ya está en el supermercado”.

La firma cuenta con una empacadora de más de siete mil metros cuadrados, donde se da valor agregado a los productos, se desinfecta, se selecciona según su calidad, se empaca y se resguarda en cuartos de enfriamiento, de donde pasan a los contenedores que van a Progreso.

Valle del Sur, comprometido con la calidad

“El mercado de la hortaliza fresca es muy grande y Valle del Sur se enfoca en dar calidad, por lo que hemos abarcado clientes nuevos muy importantes que están solicitando más producto”, remarcó el directivo. Por eso, esta temporada se producirá más de mil 200 hectáreas, un incremento de casi 150, y se está desarrollando un proyecto de cultivo con dos hectáreas sembradas en casa sombra.

Aunado al compromiso con los consumidores, se tiene uno con los colaboradores y, como resultado, anualmente se renuevan los distintivos obtenidos, como Empresa Familiarmente Responsable, Empresa Agrícola Libre de Trabajo Infantil y el Distintivo H en sus áreas de comedores.

“Nos hemos apegado a ir creciendo no sólo de manera económica o física, sino también en la parte ética y siempre vamos en busca de más. Nos damos a la tarea de cumplir en todas las áreas para crear un ambiente más confortable de trabajo”, añadió.

Durante la temporada de cosecha, emplean a alrededor de mil 500 trabajadores provenientes de municipios como Tekax, Tzucacab, Peto y Tixméhuac. Casi el 60 por ciento pernocta en los dormitorios establecidos en el campo, mientras que los demás hacen uso de los autobuses de la compañía, con rutas diarias a las cabeceras y comisarías de la zona.

De base, cuenta con una plantilla laboral de 200 personas que se encargan de terminar de limpiar el terreno y prepararlo para el siguiente cultivo, así como a la siembra y cosecha de maíz y sorgo durante el verano.

“La producción ha ido en aumento año con año. Los inversionistas saben que hay años muy buenos, años regulares y años malos; afortunadamente, los últimos han sido muy positivos para el proyecto en Yucatán”, concluyó Díaz de Zavala.



EDICIÓN IMPRESA

TABASCO

Poder & Crítica

QUINTANA ROO

Poder & Crítica

YUCATAN

Poder & Crítica

Mas vistas de la semana

FreeCurrencyRates.com
ARRIBA